Asociación Nacional de Kung Fu Sistema Shaolin México

Linaje

Sifu Melchor Trejo Salazar (1940 - 1975)

Sifu Melchor Trejo Salazar (1940-1975). Pionero del Sistema en México

melchorTrejoSifu. Melchor Trejo Salazar, nace en el año de 1940 en el pintoresco pueblo minero de Angangueo, Michoacán, México. Durante su infancia fue un niño muy inquieto e hiperactivo, que constantemente se exponía a situaciones y problemas por su misma energía inagotable, que mantenían a su familia en constante alerta y desesperación y siempre buscando la forma de controlarlo y lidiar con ello.

En el año de 1954 emprende lo que es conocido como su gran viaje con el destino ya que a la edad de 14 años decide abandonar su hogar y familia, durante el lapso de 4 años no se supo nada de él.

En el año de 1958 su familia recibe una carta de él, en donde solo expresaba brevemente en sencillas y cortas palabras su situación actual “Me encuentro muy bien, no se preocupen” contaba en ese momento con la edad de 18 años, estuvo en contacto con su familia, por cartas durante 3 años hasta el año de 1961, después de este lapso de tiempo no se supo nada de él y acerca de donde se encontraba, hasta su regreso a México en el año de 1966.

En sus propias palabras, expresó que durante el año de 1961 y encontrándose en los Estados Unidos, practica y aprende los secretos del kung fu tradicional Shaolin, con el prestigiado Maestro Chino James Jee quien arribo a América en 1954 portador de las enseñanzas de Shaolin discípulo directo del legendario Maestro Ku Yu Cheng.

En el año de 1966 regresa a México a su natal pueblo de Angangueo Michoacán.

El 20 de abril de 1966 a las 15:00 hrs encontrándose de visita en casa de uno de sus amigos de infancia conoce al hijo de éste, a su vez su amigo le solicita ayuda para su hijo, ya que era muy enfermizo. El acepta con gusto y humildad ayudarlo, ahí es cuando Sifu Melchor Trejo Salazar conoce a un niño de 9 años llamado José Antonio Zepeda Velázquez. En ese momento el niño quedo sorprendido por la presencia y mirada de ese hombre y la gran energía que de él emanaba y a partir de ese momento y por decisión propia abandonó a su familia, uniéndose a la vida de el Sifu Melchor Trejo Salazar, adoptándole este como su hijo, y a quien con el transcurso del tiempo transferiría todo su conocimiento, sabiduría y legado de su sistema.

En 1966 Sifu Melchor Trejo Salazar, funda su primera y única escuela en Angangueo Michoacán, como fiel servidor de las enseñanzas Shaolin (budismo, taoísmo, artes marciales) decide difundir su conocimiento y entrenar a 10 discípulos a quienes confiere toda su técnica y concepto filosófico y estos fueron Raúl Chávez, Oscar Chávez, Serafín Ramirez, Raúl Ramirez, Ignacio Aguilar, Ismael Esquivel, Arturo Esquivel, Tomas Cruz, Guillermo Maldonado, José Antonio Zepeda, mismos que a la partida y muerte del Maestro retomaron su vida cotidiana, no así José Antonio Zepeda Velázquez, el toma la responsabilidad de la escuela y legado en sus manos y la difusión del espíritu de Shaolin, misma que perdura a través del tiempo bajo las mismas enseñanzas tradicionales.

El 10 de mayo de 1975, el Sifu Melchor Trejo Salazar, muere en un lamentable accidente automovilístico, en extrañas situaciones en la localidad de Zitacuaro, Michoacán, México, no sin antes haber enterado y predicho con tiempo su partida a su discípulo José Antonio Zepeda Velázquez.

Uno de sus más grandes amigos el escritor estadounidense Richard Bach le rinde homenaje en su obra “Ilusiones”.

Es sabido por varias personas y por el propio Sifu José Antonio Zepeda testigo de ello, que el Sifu Melchor Trejo Salazar, era poseedor de un poder y un don muy grande y especial, que le permitía hacer proezas increíbles y desafiar incluso las leyes de la naturaleza. No se sabe donde ni como obtuvo ese conocimiento o donde lo desarrollo ya que nunca estuvo interesado o tuvo la intensión en compartirlo tan directamente con nadie solo lo transmitía como los grandes maestros del budismo chan, de mente a mente y de corazón a corazón es decir el “Lenguaje de Acción”.

Existe una anécdota que queda para la posteridad y son palabras dichas y del propio Maestro James Jee, dichas a Sifu Jose Antonio Zepeda, cuando tuvo este la oportunidad de entrevistarse con él en los Estados Unidos, el Maestro James Jee, expreso “Sé porque estas aquí y sé que tu Maestro a partido, así como tú en este momento has entrado por esta puerta de mi escuela, tu maestro también entro por ella y al hacerlo algo en mi espíritu me indicó y dictó que yo como Maestro tenía que entregarle a ese hombre todo lo que el poseía de conocimiento.”

“Solo te puedo decir que cuando tu maestro llegó aquí ya contaba con un poder muy grande y adsorbía el conocimiento muy rápido”, – respondió el Maestro James Jee, a pregunta del Sifu Jose Antonio Zepeda realizada sobre donde había adquirido tanto poder.

A todo esto sólo se sabe que fue un hombre que estuvo adelantado a su tiempo que tenía un don muy poderoso que compartió ese poder con muchas personas y a otras solo lo mostró, fue un Maestro de Naturaleza muy poderoso que camino en este mundo, pero a su modo y conciencia contribuyó en este espacio tiempo y dejo sembrada una semilla que aún en nuestro tiempo sigue produciendo frutos.